Publicidad

Consejos de decoración para iluminar una habitación oscura

¿Hay alguna estancia en tu vivienda que te parezca oscura o que tiene poca luminosidad? Bien es sabido que la luz natural y los rayos de sol son todo un antídoto para combatir la depresión y alegrar los días, sobre todo cuando llega el invierno. Es por esto que, tener una habitación oscura puede resultar deprimente y nos puede bajar el ánimo.

Pero ¡que no cunda el pánico! Porque en este post te traemos unos consejos muy útiles para conseguir que tu habitación oscura gane luminosidad. Gracias a esto, tu estancia no solo ganará amplitud visual y parecerá más grande, sino que además tu estado de ánimo será más alegre y liviano, que es lo verdaderamente importante.

Consejo 1: Pinta las paredes en tonos claros

Parece algo obvio, pero apostar por colores claros o en tonos pastel es una muy buena opción para que tu habitación gane luminosidad. Se trata de escoger un color cuya luminosidad sea elevada, por lo que estos suelen ser tonos bastantes claros y ligeros, y con poca saturación. Entre ellos, podemos destacar:

  • Blanco: es uno de los colores más luminosos por excelencia, y de los que más amplitud da. Bien es cierto que al ser tan neutro puede resultar aburrido, pero sabiendo combinarlo con otros tonos, se pueden obtener maravillosos resultados.
  • Beige o color arena: Son tonos muy armónicos.
  • Gris claro: Aporta calma y equilibrio y es fácil de combinar.
  • Azul claro: Es un color bastante sereno que además puede aportar frescura a la estancia.

Consejo 2: Aporta luz extra para iluminar

Cuando la habitación no recibe la suficiente luz natural, no nos queda más remedio que proporcionarla nosotros mismos. Pero no basta con colocar una sola fuente de luz, ya que esto lo que hace es producir más sombras, consiguiendo así el efecto contrario a lo que queremos.

Una vez que nuestra estancia tenga, como mínimo, tres fuentes de luz artificial, lo ideal es que éstas sean bombillas LED, ya que aumentan el brillo y nos supone un menor gasto en la factura de la luz. Asimismo, se recomienda dirigir hacia los puntos que más la necesiten.

Consejo 3: Espejos, tus mejores aliados

Los espejos siempre han sido un elemento decorativo muy efectivo para aumentar la luminosidad de cualquier estancia. Hay que colocar los espejos de forma estratégica, de manera que la luz que entra por la ventana rebote en ellos y los dirija al rincón más oscuro de la habitación.

Consejo 4: Mobiliario y accesorios en tonos claros

Para acompañar a los tonos claros de las paredes puedes utilizar mobiliario en tonos claros y suaves. Elije modelos de mobiliario que, por su diseño y color, hagan que la luz fluya por toda la habitación. Muebles acabados en blanco, color pastel o partes cromadas son una muy buena opción.

Consejo 5: Ventanas y cortinas

Para los revestimientos de las ventanas, opta por colores claros. Por otro lado, usa cortinas que sean transparentes, ya que las cortinas pesadas bloquean la poca luz natural que pueda entrar en la habitación.

Descubre más desde Estilo y Decoración

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo