Publicidad

Terrazas y balcones, gana comodidad en espacios reducidos

Llega el verano y si tienes una terraza o balcón, aunque sea de pequeñas dimensiones es el momento de acondicionarlo y disfrutar al aire libre. El objetivo es sacar partido a esos pocos metros cuadrados y convertirlo en un rincón agradable y confortable. Más que extensión dependerá de adaptarlo a nuestros gustos y necesidades.

Una parte fundamental que hasta ahora apenas se tenía en cuenta es el suelo del mismo. Contar con una cerámica, gres o pavimento de exterior es lo ideal, pero si no entra en nuestros planes y presupuesto  hacer reforma, existen otras alternativas fáciles y sin obras de transformar este espacio.

Dependiendo del tamaño y uso que le demos una buena forma de hacerlo más cómodo es colocar esterillas, mullidos cojines y pufs que eviten la frialdad o el calor del mismo. Le dará un toque bohemio, aunque tendremos que recogerlo o cubrirlo para evitar su suciedad si solo lo utilizamos a ciertas horas, y teniendo en cuenta por supuesto su ubicación.

Pero para cambiar radicalmente el aspecto de nuestra terraza y hacerla más cómoda aún, nada mejor que invertir en losetas de madera. En el mercado encontraremos fácilmente distintos modelos y a precios muy variados. Desde losetas sueltas para superficies pequeñas a tarima o  ipé de gran confort, pisada y tacto agradable.

En el primer caso tienen la ventaja de poder desmontarse y guardarse de cara al frío. Podemos medir el material que necesitamos y colocarlo nosotros mismos, o dejarnos asesorar por profesionales para elegir el modelo y la calidad del mismo, y para su instalación. En ambos casos la madera aportará limpieza y calidez.

En el caso de que seamos manitas no supondrá ningún problema  en apostar por hacerlo nosotros mismos. Eso sí siempre teniendo en cuenta que el material que adquiramos esté preparado para resistir las condiciones de exterior, las inclemencias del tiempo o el ataque de insectos.

Esta opción es la más estética pero también requiere mantenimiento. El efecto del sol es inevitable y si queremos que conserve su buen aspecto deberemos tratarlo y protegerlo todos los años. Lijarlo y pintarlo será una rutina obligada, aunque también existen maderas sintéticas o de materiales de imitación a la maderas, que aguantan mejor el paso del tiempo y estar en la intemperie sin cuidados. Podremos elegir entre colores naturales o más oscuros en función del color de la pared o estilo decorativo que elijamos, más moderno o rústico.

Aunque sin duda una de las opciones más actuales, y muy adecuada si tenemos niños en casa y queremos disfrutar al máximo de nuestra terraza es elegir césped artificial. Convertiremos un reducido espacio en un  vergel, un pequeño jardín que a los más pequeños de la casa les encantará pisar y jugar en él.

Al igual que en la madera en césped existen numerosísimas calidades, tipos de fibras y precios. Normalmente se coloca sobre tierra, aunque también se venden en rollos como si fuera una alfombra, la más aconsejable para la opción de patios o terrazas. Y cuenta con una durabilidad garantizada, y para quitar la suciedad podremos regarlo o aspirarlo, así como barrer las hojas.

 

( Fotos via decoactual.com, bloghola)