Publicidad

Balcones: Los rincones olvidados de la decoración

Son muchas las personas que sueñan con tener una gran terraza o un patio para llenarlos de naturaleza y cómodos sillones donde pasar las escasas horas libres del día al aire libre. Un lugar lleno de vida y alejado del estrés en el que desayunar por las mañanas al solecito, leer por fin ese libro que acumula polvo en la estantería o tomarse una copa nocturna disfrutando de la brisa.

Sin embargo, muchas de esas personas estresadas por no tener ese espacio olvidan que tienen un balcón en casa, que a menudo está vacío y solitario. Amigos, debemos dejar atrás la idea de que los balcones solo están ahí para poner un par de macetas, salir a fumar, tender la ropa de la lavadora o vigilar lo que ocurre en la calle. El balcón solitario está esperando que lo ocupes con tu tiempo libre. Y es que cada vez más, vivimos en apartamentos más pequeños, hacen pisos interiores sin terraza ni balcón y las ciudades olvidan que las zonas verdes son necesarias. Es por eso que si tienes un balcón en casa, es el momento de abrir sus puertas y pensar cuál de estas ideas decorativas encaja mejor con tu hogar.

BALCONES ABIERTOS

Los balcones abiertos son plataformas que sobresalen de la fachada de un edificio a la altura de un vano y están protegidos por una barandilla o un muro bajo. Los balcones abiertos son los rincones perfectos para tomarte tu tiempo con el desayuno o cenar al fresquito, pero también son los más difíciles de decorar porque tienen que luchar continuamente con el tiempo. La lluvia y el sol dañan los objetos, los materiales y el color; incluso pueden afectar a las plantas. Por eso cualquier decoración no encaja en los balcones abiertos. Sin embargo, eso no significa que lo mejor sea dejarlo vacío. Podemos encontrar mesas y sillas especiales para terrazas y exteriores que cuentan con materiales o barnices especiales para los efectos meteorológicos. Al igual que hay plantas que están acostumbradas a aguantar todos los males del tiempo. Lo ideal es que encuentres una mesa y un par de sillas que ocupen poco espacio, y además decores la baranda y el suelo con luces o plantas. Con muy poco esfuerzo puedes ganar un espacio que le de un poco de alegría a tus días en casa.

BALCONES SEMICERRADOS

Los balcones semicerrados aún cuentan con una amplia parte accesible para la lluvia y el sol, pero por lo general están más resguardados y dan más facilidades a la hora de decorarlos. Además, suelen ser más amplios que los balcones abiertos, por lo que cuentas con aún más espacio para colocar elementos decorativos. Lo ideal en este tipo de balcón, es crear tu “zona de relax”. Palés, un sillón o colchón, cojines por todas partes, lucecitas… en general, este balcón es el lugar perfecto en el que sacar a los amigos una noche de mayo y tomarse unas copas; o si lo prefieres, tumbarse a ver la televisión, navegar por internet o incluso trabajar con la ayuda de la brisa nocturna.

BALCONES CERRADOS

Los balcones cerrados son los amigos perfectos de la decoración, porque aquí puedes hacer cualquier cosa. Algunos han llegado a convertir su antiguo balcón en un dormitorio; otros, prefieren usarlo como anexo del salón. Sin embargo, en este caso especial vamos a proponeros que lo convirtáis en el “rincón del café”. Un lugar perfecto en el que sentarse a leer, charlar, descansar y tomarse un café con la mejor compañía.

Sea como sea tu balcón, piensa que es un rincón que puede darte miles de posibilidades decorativas. Asegúrate de no desaprovecharlo y convierte ese espacio olvidado de tu hogar en el rincón de descanso y relax que tanto necesitas.

(Imágenes vía Pinterest)

Descubre más desde Estilo y Decoración

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo