Publicidad

Prepara tu terraza de cara al otoño

El otoño ya ha llegado pero las buenas temperaturas continúan, lo que nos permite aprovechar nuestra terraza prácticamente todo el día. La vuelta de las vacaciones es un buen momento para iniciar un proyecto nuevo, y qué mejor que redecorar la terraza para pasar unas horas al aire libre y ponerla en sintonía con la nueva estación.

Aprovecha el sol

Conforme los días se van haciendo más cortos, cuesta más aprovechar las horas de sol. Si tienes una terraza no hay excusas, ya que seguro que esta bañada por la luz unas pocas horas al día. Este tiempo se puede aprovechar para descansar a la vez que se absorbe Vitamina D. Si esta es tu intención, puedes comenzar a decorar la terraza colocando un sofá o hamaca para tumbarte en aquel rincón de la terraza en el que más horas de sol haya. Una vez colocado este elemento, el resto se podrán ir repartiendo por el espacio disponible en función de otras necesidades.

La terraza también es un buen lugar para realizar proyectos de decoración como, por ejemplo, la restauración de muebles. Se necesita espacio para pintar, cortar, barnizar… y la terraza puede ser una buena opción ya que, apartando los muebles y elementos decorativos a un lado, nos quedará una buena superficie para trabajar. De esta manera, mientras pones a punto tu casa (ya sea el interior o el exterior) podrás tomar el sol.

Coloca muebles de madera

Los muebles de madera son clásicos en muchas terrazas. Mesas, sillas, tumbonas… pueden ser elementos muy decorativos además de útiles. La madera aporta calidez a la decoración y se puede combinar con muchos colores y estampados distintos en función del estilo más apropiado para cada terraza. No obstante, es importante proteger estos muebles de la intemperie y para evitar su desgaste durante los meses de frío, por lo que conviene rehidratarlos con productos específicos que combinan aceites naturales y resinas.

Buen momento para la jardinería

Durante el verano hay muchas flores y plantas que se marchitan después de haberlas plantado en primavera. Aunque parezca que se debe esperar a marzo o abril para comenzar de nuevo con nuestra pasión por la jardinería, existen algunas especies que soportan bien las bajas temperaturas y que nos permitirán no renunciar a la vegetación durante los meses más fríos del año. No es necesario tener un gran jardín, sino que con unos pocos maceteros y algunas plantas colgantes, nuestra terraza estará llena de naturaleza.

Entre las plantas que aguantan muy bien las inclemencias del tiempo están el boj (adecuado para grandes maceteros), la flor áster (que dura desde el final del verano hasta casi el invierno), la viola, la hiedra, la Caléndula o el Alhelí. También se pueden incluir flores aromáticas como la hierbabuena o la albahaca.

Prepara abrigo frente al frío

Si bien el otoño es buena época para salir a la terraza, es cierto que las noches pueden ser bastante frías. Por ello, conviene sacar fuera mantas y otras telas para taparnos cuando estemos comiendo o descansando en la terraza. Estas telas también son parte de la decoración y pueden servir para aportar un toque de color cálido a nuestra terraza. Marrones, ocres, amarillos, naranjas… tonos a juego con las hojas del otoño que harán nuestra terraza más acogedora.

Si el viento en tu terraza es demasiado fuerte, también se puede optar por colocar un toldo vela. Aunque tapará el sol también cortará el viento y, en función de cómo se coloque, puede convertirse en un elemento muy decorativo. También puede servir para crear un rincón más acogedor separado del resto de la terraza, por ejemplo en la zona del sofá.

Ilumina con estilo

Para esas cenas de otoño al aire libre conviene iluminar bien la terraza. Ya que anochece temprano, es necesario aportar luz artificial que nos permita permanecer más tiempo disfrutando de la velada. Lo más normal es colocar lámparas o focos de exterior, pero si quieres aportar un extra de ambiente puedes optar por las velas (con o sin perfume). También son  especialmente bonitas las guirnaldas de luz exterior escondidas, que le dan un toque mágico y especial a la terraza.

 

No hace falta demasiado para tener una terraza con encanto este otoño, aunque sea en plena ciudad. Basta con un poco de imaginación, vegetación y ganas de pasar tiempo al aire libre.