Publicidad

Puertas correderas: ventajas y desventajas

¿Te has planteado alguna vez instalar puertas correderas en tu casa? Este tipo de puertas son ideales para habitáculos pequeños, ya que nos permite ganar algo más de espacio. A la hora de elegir entre una puerta corredera y una puerta abatible, es necesario tener en cuenta algunas consideraciones. Si quieres saber más, en este blog te vamos a contar las ventajas y desventajas de elegir puertas correderas para tu vivienda.

Qué son las puertas correderas

Las puertas correderas son aquellas que se abren de manera horizontal, deslizándose en un mismo punto. Hay muchos factores a tener en cuenta a la hora de elegir nuestra puerta corredera:

  • El sistema de guías que se va a utilizar, que influirá en la estética de la estancia.
  • El material, ya que las puertas pueden ser de madera, de cristal, de aluminio, etc.
  • A la vista o doble pared, es decir, si queremos que la puerta se vea o que, a la hora de abrirla, quede oculta en una doble pared que se hace ad hoc para la puerta.

Ahora que ya sabes qué son las puertas correderas, su funcionamiento y las opciones de las que dispones, vamos a hablar sobre las ventajas y desventajas que tiene su instalación.

Ventajas de las puertas correderas

A continuación vamos a mencionar algunas de las ventajas por las que instalar puertas correderas en tu casa son un muy buena opción:

  • Nos ayudan a unificar espacios. Permiten optimizar el espacio y aprovechar así las estancias más pequeñas. Podemos unir o separar ambientes en el momento que más nos interese.
  • Aportan una mayor luminosidad. Sobre todo aquellas de cristal transparente o vilinado.
  • Dan sensación de amplitud. Por ejemplo, cuando abrimos la puerta, conseguimos unir dos espacios.
  • Punto positivo a la estética y diseño. Dependiendo del tipo de puerta que escojamos, ésta puede servir como elemento decorativo de la estancia.
  • No suponen un obstáculo. Al no tener que abatirlas, una vez abiertas, no encontramos obstáculos físicos.

Desventajas de las puertas correderas

Al igual que cosas buenas, instalar puertas correderas en tu vivienda también tiene algunos puntos negativos que vamos a comentar a continuación:

  • Mayor coste de instalación. En función del tipo de puerta corredera escogida, su precio variará. No obstante, son más caras que las puertas abatibles.
  • Paredes inutilizadas. En el caso de aquellas puertas que quedan empotradas a la pared, esa zona queda inutilizada y no podremos colgar nada en ella.
  • Problemas con la acústica. Las puertas correderas no aíslan tanto el ruido, por lo que en estancias como un dormitorio podrían resultar contraproducentes.
  • Menos ergonómicas que las puertas abatibles. Dependiendo de la estancia, son más incómodas de manipular. Por ejemplo, si sales o entras de la cocina con las manos cargadas.

Descubre más desde Estilo y Decoración

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo